NEWS


6 DECADES OF RECOGNITION TO THE WORK OF VÍCTOR HUGO BONET

Published 01/06/2017 - 20:06

Cuando entró, eran sólo cinco empleados. Era el año 1957. Pasó por todos los cargos de la empresa. Arrancó siendo cadete y despuntó el vicio de ejercer la Presidencia durante un año. Este 2017 lo encuentra festejando sus seis décadas de trabajo y tuvo una increíble y merecida fiesta de agasajo. Víctor Hugo Argentino Bonnet, un “pura sangre” de London Supply.

Un castillo de estilo inglés inaugurado en 1898 en el que se hacían remates de caballo de carrera (el Tattersall) fue el lugar elegido para el gran festejo.
Y la relación queda casi obvia: ¿quién sino Hugo Bonnet podría ser considerado el “pura sangre” de London Supply Group?

La fiesta fue de gala, como correspondía y merecía ese autodenominado “diamante en bruto” que había llegado hacía seis décadas a una oficina sin ventanas de la calle Reconquista al 300 para conseguir un trabajo y ayudar a su mamá con un ingreso en su casa.

Sesenta años después, en la noche del sábado 10 de junio de 2017, Hugo fue dando la bienvenida uno a uno a los que llegaban y ofrecía el abrazo como recepción. Su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo. Todos estuvieron allí para agasajarlo.

Y luego, los invitados pasaron al salón decorado a la altura de las mejores noches de la elite porteña del siglo XIX.

Tras la bienvenida de Mery como organizadora de la fiesta, el propio Hugo subió a decir sus primeras palabras y presentar un video con algunas de sus increíbles anécdotas en la empresa.

Muchos de sus compañeros de Buenos Aires se pusieron el traje de actores y actrices para personificar distintas escenas de la vida de Hugo en London.

Anécdotas que vale la pena repasar:

- Yendo en camionetas hasta Tierra del Fuego y durmiendo adentro de ella bajo una gran nevada porque no habían conseguido hotel; compartiendo alojamiento con desconocidos en Río Grande porque sólo había una pensión y no quedaba lugar. Y todo en una época en que Tierra del Fuego era una isla desierta.

- También recorriendo remates de aduana para comprar partidas de cigarrillos para revender. Aunque antes, debía probar cada caja para ver si estaban realmente en condiciones.

- Haciendo un eterno viaje de negocios con Teddy que incluyó Panamá, Estados Unidos, Japón, Tailandia, España, Alemania… Y cuando quedaba la parte más esperada -la del paseo por París e Italia-, recibe un abrupto llamado de Don José que lo hace volver a Buenos Aires y conformarse con que luego Teddy le cuente que tal estaba la Torre Eiffel. Encima su vuelo de vuelta fue de 32 horas con tres escalas.

La risas de todos se mezclaron con la incredulidad por lo vivido por Hugo y por las actuaciones estelares.

Después fue la hora de que suba Teddy e invite a Hugo y su mujer, Noemí, a sentarse frente al escenario.

Ahí subieron los nietos y uno de ellos, Ramiro, hizo llenar de lágrimas los ojos del abuelo, de la abuela y de todos los presentes cuando explicó el orgullo que sentía por él.

Pero si faltaba algo eran las hijas que filmaron un video familiar donde ya a nadie le cabía la emoción en el pecho. Ellas y Noemí les contaron a todos lo que era London Supply para la familia y en especial para Hugo. Lo que significaba en su vida.

Pero no puede haber fiesta de homenaje sin premio y uno de ellos será realizar la famosa vuelta al mundo en 80 días.

Pero no todo fue emoción… También hubo una explosión de alegría cuando la fiesta de repente se convirtió en la bailanta “Scombro Bailable”. Apareció la conductora de la Movida Tropical, Marcela Baños, y presentó a Ariel Casco, el cantante del grupo Comanche que hizo saltar a todos de las sillas.

La fiesta duró hasta las cinco de la mañana y los que lo siguieron de cerca dicen que el vicepresidente de la empresa no se perdió un solo tema.

De todas maneras, cada vez que subió a hablar, les dejó claro a todo el mundo que estaba con ganas de seguir diez años más y llegar a los setenta. Incluso denunció que había algunos que querían ocupar su espacio… ¡pero que no lo lograrían!

Llegó a London en 1957 cuando en la empresa apenas trabajaban cinco personas. Pasó por todos los puestos de la empresa y sentó las bases de cada unidad de negocios.

El tiempo fue moldeando su carácter y de aquel gerente general de aspecto recio se fue convirtiendo en este filósofo versión 3.0 de la actualidad.

Discípulo de Don José, mano derecha de Teddy, se llama Víctor Hugo Argentino “London Supply” Bonnet. Único e irrepetible. Una marca registrada.


Back